jueves, 24 de diciembre de 2009

Avanza la parcela fukuoka



Ya comenté en primavera el inicio de una experiencia de agricultura natural en una pequeña porción de terreno de unos 20 m2; la llamé "parcela fukuoka". La única labor llevada a cabo en ella fue la de dejar caer y morir sobre ella los jaramagos y cardos (según el método Jean Pain), antes de que produjeran semillas para evitar la proliferación en la primavera siguiente.

El año seco ha evitado que se produjera una descomposición normal de esta materia orgánica, pero hoy podemos comprobar cómo algunas semillas de habas que lancé aleatoriamente a principios de noviembre entre esta malla de tallos han germinado y nos regalan preciosas plantitas. El maestro sabía mogollón.


1 comentario:

  1. Fantástico !! Otro regalo del temporal.No hay mal que por bien no venga.Un abrazo

    ResponderEliminar